miércoles, 7 de septiembre de 2016

"La vida tiene que seguir"

Uno no sabe como funciona la vida, que hay que disfrutarla porque es corta, si, tal vez, pero cuando ella misma no se deja disfrutar?

Desde hace unos meses estoy trabajando fuera de Colombia, un trabajo que podría considerarse como la "oportunidad" me fue notificado por allá en marzo de este año.

Ese mismo día le diagnosticaron Cáncer gástrico(inoperable) a mi hermana menor, el mismo día que los médicos la operaron y tuvieron que detener el procedimiento y me dijeron que su expectativa de vida era mínima yo debía decirle a mi mamá que mi hermana tenía una enfermedad terminal incurable por cirugía y que yo la iba a dejar pasar por eso sola porque me iba a trabajar fuera del país.

"la vida sigue" me dicen amigos que han pasado por un cáncer o que lo han vivido en sus familiares cercanos, "piensa en nosotras": mi hija y esposa", la vida debe continuar.

Si, uno sabe eso, pero lo que se siente es diferente, miedo, rabia, frustración, Dios, la evolución, los médicos, el descuido; "todos son unos hijueputas" dice uno, pero no, se empieza a rezar más de lo que hacía antes, se le "entregan las cosas a Dios", que los médicos hagan su trabajo, que las quimioterapias hagan su tarea, que hay que tener fe y confianza en uno y otros, pasan los días.

Se reza, se llora, mucho, se llora mucho, se maldice otro tanto, se ve el deterioro, el dolor, el sufrimiento de mi hermana y por ahí mismo el de mi familia de origen, todo eso va minando la fuerza, la confianza y hasta la fe, cada día es mas aterrador alrededor de la situación.

Uno trata de ser fuerte, de dar fuerza en la distancia, en las visitas a Colombia, pero da miedo ir o llamar a ver como sigue mi hermanita, como está mi mamá, quien es una señora de casi 80 años con artrosis y oxigeno-dependiente y que está cuidando a una enferma casi terminal de cáncer...

una persona que debería estar dedicada a disfrutar de sus años y a cuidar de sus achaques está de "enfermera de su niña chiquita" así o mas hijueputa es la vida?... si ,es más! solo es mirar por la ventana hacia afuera.

ese panorama es desolador, pero la hijueputa vida es así y "tiene que seguir".

Que no es el primero ni será el último, que hay que cuidarse para que no le pase a uno, pero esa enfermedad es una bala al aire. No se sabe si el siguiente es uno u otro familiar, no son los hábitos alimenticios, no es la bebida no es nada de eso, es la vida, que el estrés, que la carne... no, solo es la vida, esa vaina que dizque "tiene que seguir".

Pero no, no sigue, al menos no igual, si mi hermana se va... ¿qué?
Mi mamá qué?
yo qué?

nada!

A nadie le importa realmente, un "los siento mucho" o fuerza y "lo acompaño en su dolor", solo son palabras que se quedan en el aire porque "la puta vida tiene que seguir"  y un día inevitablemente ud. estará otra vez solo con más dolor a cuestas y más frustración, y solo, porque nadie de verdad estará ahí.

porque para todos los demás también "La vida tiene que seguir" ese es el orden de las cosas.